Rafael Barrios

Nimbus Levitante

Hierro laqueado color Magenta Opalescente
Período 2004
103x59x10cm
Edición 1/5
Firmada y Numerada
Certificada
Provenance: Colección privada

Rafael Barrios Arias

Dimensiones de Vida
Desde su más temprana manifestación, la obra de Rafael Barrios se caracteriza por un fuerte enlace con los aspectos que definen la dimensión más humana de nuestras vidas: la capacidad de transformar, alterar los estados perceptivos, para producir esquemas existenciales múltiples, abiertos, portadores de los más altos grados de libertad. es la dimensión del vuelo, del juego, del desafío a las normas rígidas y las rutinas que impiden nuestro crecimiento como seres humanos. Es la dimensión que enriquece nuestras relaciones con el mundo y permite cuestionar los patrones que encarcelan la posibilidad de acceder a vivencias mucho más despejadas, redimidas y desenvueltas.

Nuevas poéticas en el arte conceptual. Barrios descompone los objetos, virtualiza el volumen, nos distancia de los hábitos perceptivos convencionales, remueve obsesivamente el espíritu del espectador con esa especie de conversión inversa de las tres dimensiones tan propia de sus esculturas, genera una ilusión constante de elevación y suspensión, detonando múltiples transformaciones a medida que el espectador se desplaza. Ante todo, se exhibe como inventor de situaciones (escultor también, pero, la escultura, se convierte en disciplina de apoyo que le permite relevar un concepto). Traspasa la condición de escultor y accede a la de ser constructor de nuevas circunstancias donde lo que se construye: no es una obra, sino reglas del juego de la percepción.

Integración a la arquitectura y obras en espacios públicos. La intención básica en la creación de esculturas para edificios e integraciones al ámbito natural y urbano, es la de hacer público el objeto y participar de la experiencia estética con un mayor número de gente. Existen muchas maneras de manejar el espacio, y, al colocar un objeto artístico, ya se marca una nueva pauta y se transforma el lugar. A diferencia del momento de creación libre e individual del artista que trabaja para sí y luego sale a confrontar el resultado de su trabajo, cuando se realiza un proyecto en un edificio o en un espacio público, es preciso cumplir ciertos requisitos que ya imponen un determinado rumbo: las exigencias de proporción sin sacrificar la fuerza conceptual del discurso; la necesidad de integrarse con las dimensiones del espacio seleccionado y de establecer un centro de enfoque; el requisito de no ajustarse solamente a resolver el problema del tamaño, sino armonizarlo con el color y la forma.